Estados tienen mayor criminalidad y gastan menos en seguridad, Veracruz entre ellos

POR MARÍA CABADAS

A pesar de ser entidades que registran altos índices de criminalidad, Veracruz, Chihuahua, Guerrero, Guanajuato y Michoacán son también las que reportan mayor subejercicio en seguridad.
Tan sólo durante 2018 se dejaron de ejercer en la materia más de 343 millones de pesos, de acuerdo con el organismo civil Causa en Común. Belem Barrera, investigadora de esta organización, aseguró a ContraRéplica que, en 2017, no se gastaron 521.8 millones de pesos, cifra que fue superior a la del año pasado, aun así, consideró que es “grave que no se utilicen los recursos destinados para la seguridad”.
Veracruz, a cargo de Cuitláhuac García, desde el 1 de diciembre pasado registró un subejercicio de 9.3 millones de pesos.
“El que exista subejercicio nos dice que hay ineficiencia en el gasto; es decir, existen problemas en cuanto a cómo están administrando y gastando el dinero en los estados, en especial que existen algunos por concentración de funciones o problemas en los plazos”, dijo.
El estudio Evaluación del Gasto Público destinado a Seguridad Pública, elaborado por esta organización, revela que Veracruz no gastó 52 por ciento, equivalente a 222.1 millones de pesos; Chihuahua, 21.8 por ciento, equivalente a 64.1 millones de pesos; Guerrero, 16 por ciento, es decir, 46.8 millones de pesos; Guanajuato, 14.3 por ciento, lo que equivale a 44 millones de pesos; y Michoacán, no destinó 13.3 millones de pesos, que representan 13.1 por ciento del presupuesto en este rubro.
El documento precisa que el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y la Ciudad deMéxico (FASP) desde 1999 es la transferencia federal más importante en materia de seguridad pública para los 32 estados de la República.
Con cifras hasta febrero de 2018, el informe de Causa en Común destaca que aún existen recursos sin ejercer del periodo 2013 a 2018 “para un total de 2 mil 364 millones de pesos del monto del FASP”.
“El hecho de que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informe que dichos recursos del Fondo se encuentran ‘comprometidos o pendientes por aplicar’, da pie a una subestimación del problema, lo que se acredita aún más al constatar que, con el tiempo, los subejercicios lejos de disminuir, se incrementan”, sostiene.
Barrera destacó que la mayoría de las entidades del país enfrentan “una grave crisis de inseguridad y no han sido capaces de invertir los recursos que se les envían para fortalecer a sus policías, y la gestión del FASP se ha caracterizado por malos manejos”.
Externó que una importante cantidad de los recursos del FASP no fue ejercida porque los encargados de administrarlos y ejecutarlos los desviaron, pese a que es dinero etiquetado.
Aseguró que el Fondo ha disminuido, en 2013 los estados recibieron 7 mil 631.8 millones de pesos; y el año pasado, 6 mil 989.5 millones de pesos, 24.2 por ciento menos.
La investigadora resaltó que hay subejercicio porque “no ha habido consecuencias. No hay nadie que esté penalizándolos, seguirá existiendo la mala costumbre de no ejercer los recursos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *